miércoles, 20 de enero de 2016

No me gusta este labial, ¿qué hago?


La cuestión es que en mi último pedido a Maquillalia, quise aprovechar una de las ofertas flash que sacan en temporada de rebajas. Tenían los labiales Classic de Hean a 0'99€ y me antojé de un morado, moradísimo (según la foto de la web). Yo, inocente de mi, me fié (nunca compréis maquillaje en general por internet sin antes ver diferentes fotos de los tonos en google) y no dude en ponerlo en mi carrito de la compra.

En la siguiente foto podréis apreciar bien a qué me refiero cuando digo que este labial (número 2) no me convence. Nada más abrirlo ya me llevé la sorpresa, pero al aplicarlo en los labios y ver este brillo azulado tan artificial me llevé una gran decepción. No era lo que yo esperaba cuando hice el pedido.
El labial en sí es muy cremoso y tiene una textura agradable, pero sabía que con ese acabado no lo iba a utilizar porque no me veía favorecida.


Para aprovechar el labial, se me ocurrió mezclarlo con un tono morado mucho más suave y menos brillante que tenía olvidado en un cajón. Este labial, en su momento me gustaba mucho pero no se porqué, se quedó en el olvido. Se trata del 82 Heavenly de Rimmel london, muy cremoso también.

Extraje las barras de sus envases cogiéndolas con dos dedos y moviéndolas levemente para desencajarlas, y las coloqué sobre un trozo de papel de aluminio.

Ahora era momento de hacer la mezcla. Yo, para ello, me ayudé con un cúter. Lo sé, puedo llegar a ser un peligro a veces, pero era lo único que tenía a mano en aquel momento. Lo ideal sería utilizar una espátula o algo similar.
Fui machacando los labiales y mezclándolos entre sí hasta que quedo un tono uniforme.

Para acabar, coloqué la mezcla en un tarrito para labiales de un set de botes vacíos que tenía de Primark.

El tono resultante fue este:


Un tono ciruela súper bonito y cremoso. Ahora tendré que aplicarlo con pincel, pero para mi eso no es un problema, al contrario.
El lado bueno de todo esto es que no dejaré el nuevo labial en el olvido, pero además recupero el viejo que ya no usaba.

En los labios queda tal que así:


Si queréis ver el proceso aquí tenéis el vídeo:


¿Os gusta el resultado? ¿Vosotras que hacéis cuando un labial no es lo que pensabais o no os convence?

17 comentarios :

  1. Te ha quedado muy bonito y es muy buena idea!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado bastante bien, así aprovechas los dos pintalabios :D

    ResponderEliminar
  3. Pues está genial la idea! Cuando uno no me gusta lo mezclo en los propios labios con otro hasta conseguir el tono que busco y la verdad me funciona muy bien!
    Espero tu opinión en mi último post, besitos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mezclarlos en el mismo labio también es buena idea, pero creo que solo por el engorro de mezclarlos al momento habría pasado de utilizarlos... así es más práctico :D

      Eliminar
  4. Hola guapa!
    Acabo de descubrir tu blog, ya que Alexxa26 ha compartido este truquito en twitter :)
    Me parece una idea estupendo!
    Me quedo como seguidora, un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Pues te ha quedado bien chulo el nuevo color!
    A mí los que no me gustan los tiro jajaaj si me ha costado mucho lo vendo o lo regalo. muaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no los tires!!! aquí no se tira nada! jajaja

      Eliminar
  6. Me parece una muy buena solución, yo suelo hacer lo mismo, usarlos para mezclas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que da mucha pena dejarlos en un cajon cogiendo polvo mientras puede haber solución..

      Eliminar
  7. Te ha quedado un tono monísimo!
    super buena forma de aprovecharlo!
    un besii

    ResponderEliminar
  8. Que buen consejo!!. Tengo algun labial en casa que no utilizo porque no me favorece o porque me lo han regalado y el color es algo feillo... Jaja. Me lo apunto!!.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  9. Pues mira es una idea estupenda, que anda que no acumulamos todas labiales que no nos gusta el tono. La mezcla le ha dejado un tono muy favorecedor. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola, te ha quedado un tono chulo.

    Bikos.

    ResponderEliminar

  11. Me ha ENCANTADO este post. Estaba harta ya de leer siempre lo buenos que son todos los productos ¿que pasa? ahora siempre nos tienen que gustar todo. Lo que me demuestra que el tema de "te regalo esto y habla bien de ello..." funciona de manera extraordinaria. Y lo mejor ¡¡una solución para hacer algo con las cosas que no me gustan!! Un post de 10 bella. Me ha encantado el blog que por cierto, no lo conocia y ahora, voy a cotillear un poco. A ver si tenemos posibilidad de colaborar en algo en alguna ocasión. Tienes unos contenidos, excelentes. Un beso enorme y ¡¡a disfrutar del fin de bonita!! Muás :*

    ResponderEliminar
  12. Que apañada! No se como era el de rimmel, pero desde luego el que te has hecho combinando los dos es perfecto! Te queda precioso!
    Miauuuuuuuuubesitos guapísima!

    ResponderEliminar
  13. Es que hay veces que da una rabia que el tono no te sea cómodo de llevar... me parece genial tu alternativa, como te comenté por twitter (creo que fue) yo a veces muto los colores con perfilador debajo de otro tono o algún brillo de labios.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, tu opinión también cuenta. :)