domingo, 4 de enero de 2015

Roscón de reyes


♪ ♫ ♩ ♬ Ya vienen los reyes, con el aguinaldo.... ♪ ♫ ♩ ♬
Primera entrada del año con la última de mis recetas navideñas para esta temporada. No podía faltar el roscón de reyes. El año pasado me quedé con ganas de hacerlo, pero dentro de lo que cabe y para ser el primero que hago, estoy contenta. Los expertos en hacer roscones, si veis que he hecho alguna barbaridad, no me lo tengáis en cuenta. 
Vamos a ver mi receta paso a paso.


Ingredientes:
600gr de harina de fuerza
230ml de leche
25gr de levadura de panadero
100gr de azúcar
una pizca de sal
2 huevos
2 y 1/2 cucharadas de agua de azahar
Piel rallada de un limón

Para decorar:
Naranja confitada
Melón confitado
Azúcar
Nata montada

Primero de todo, en un bol echaremos la leche tibia junto a tres cucharadas de la harina y la levadura. Lo taparemos y lo dejaremos en un lugar cálido unos 20 minutos hasta que fermente.
Pasado ese tiempo, procedemos a preparar la masa en otro bol. Añadimos los huevos, el resto de harina, el azúcar, el agua de azahar, la piel rallada de un limón, una piza de sal y la mezcla anterior. A cada ingrediente que incorporamos lo vamos mezclando bien y hasta que quede la masa uniforme. La taparemos bien y la dejaremos reposar al menos dos horas. 
Cuando haya pasado el tiempo de reposo, la masa habrá crecido el doble más o menos. Encima de una encimera espurreamos harina y amasamos un poco la masa. Seguidamente haremos en agujero del roscón con dos dedos y lo colocaremos en una bandeja de horno, sobre papel de horno. 
No hay que hacer el agujero muy pequeño, porque luego se cerrará un poco.
Ahora, decoraremos nuestro roscón, lo pintamos todo con un huevo batido y añadimos las frutas confitadas al gusto. Yo he alternado naranja confitada con melón y un poco de azúcar entre medias de cada fruta.
Lo metemos al horno, previamente precalentado a 180º aproximadamente 20 minutos. Pinchamos con un palillo para comprobar que está hecho y lo sacamos del horno.
Así estaba el mio recién salido del horno:


Ahora solo falta rellenarlo. Lo podéis rellenar de lo que queráis, yo he usado nada montada.
Abrimos el roscón por la mitad, ponemos el relleno y lo tapamos.


Os recomiendo que si usáis nata montada como yo, la pongáis en el momento de servir, porqué luego bajará, lo demás ya dependerá de cada relleno.
¡Y ya está! Aquí tenemos el roscón acabado.

 


Tengo que confesar que esta receta es un poco más liada por los tiempos de espera, yo soy muy impaciente y cuando estoy en la cocina me pone nerviosa tener que dejar la masa reposar. Aún así, como he dicho más arriba, estoy contenta, el roscón ha salido compacto y muy bueno y he descubierto un ingrediente más, el agua de azahar.
¿Que os parece? ¿Habéis hecho un roscón casero alguna vez? ¿De que lo rellenaríais?

3 comentarios :

  1. ya me comería un trozo ahora mismo!

    ResponderEliminar
  2. Riquíismo! Yo sigo otra receta pero tiene una pinta estupenda! Yo ahora mismo tengo a las levaduras trabajando para seguir mañana con él jaja. Me encanta hacer el roscón en casa, me gusta mucho más que el de la pastelería. Un besito!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, tu opinión también cuenta. :)